Como sabes, un equipo de Polo lo componen, como mínimo 4 jugadores, y por ello la Federación Mexicana de Polo, conforme a sus valores, mentalidad y principios, te deja 5 claves importantes del liderazgo ligado al trabajo en equipo:

1. Carácter (“Que sea otro quien ensalce tus virtudes”).

Los buenos líderes combinan sano orgullo por los logros y humildad, con disciplina personal. “Ganar requiere talento; repetirlo requiere carácter” (John Wooden, mítico coach de UCLA). El carácter genera visión y acción, para dejar a tu equipo en un lugar mejor que de donde comenzó.

2. Ver competencia en otros.

Todo el mundo al rededor de ti es mejor en algo que tú. Rara vez crecemos con un espíritu “mejor que”. Los líderes crecientes ven la competencia a su alrededor y cuando la superan su crecimiento es realmente grande. En un equipo, lo primero que hay que hacer es generar competencia interna, así es que el equipo puede crecer y ser mejor para después conseguir grandes resultados en la competencia externa.

3. Ignora la alabanza superficial.

Tu mejor yo no ha llegado, tu servicio en el equipo nunca está completo. Debes preguntarte ¿Cómo defines la vocación del líder? ¿Cómo podrían los líderes desarrollar mejor sus egos?

4. Dolores de parto vienen antes que lo mejor emerja.

Define tu mejor yo en tus propios términos, no en los términos de los demás. Tu contribución al equipo está profundamente conectada con tu yo auténtico. “El Liderazgo empieza y termina con la autenticidad” (Bill George, Harvard).

5. Empújate hacia la incomodidad.

La facilidad ahoga tu mejor yo, te deja en la famosa zona de confort, pero hay que recordar que bajo esta mentalidad el estrés inflama el crecimiento. Estar incómodo automáticamente genera capacidad de reacción para mejorar. Así es que el tiempo para relajarse es mañana. Para motivarte echa un vistazo a dónde has estado, y mira hacia dónde vas. Recuerda que la felicidad está directamente ligada al crecimiento.